Esta vez no puedo continuar sin tenerte junto a mí, cada vez que te pienso siento ganas de que estes aquí. Todavía no puedo olvidar el momento en que te ví, sin saber que pensar quería acercarme. Y sin poderte hablar, te sentí y hasta hoy no he podido escapar.
Y me bastó tan poco para quererte tanto, y sucedió que poco a poco me fui entregando. ¿Cómo saber? ¿Cómo entender lo que sentí cuando te ví? supe que no eras para mí. Pero bastó un segundo para entrar en tu mundo. Todavía no puedo olvidar el momento en que te ví, cada vez que te pienso siento ganas de que estes aquí. Nada me costaba intentar, te tenia frente a mí. Si esto no pudo ser fue por destino. Y sin poderte hablar, te sentí y hasta hoy no he podido escapar. Sin quererte amar, me perdí y hasta hoy no he podido escapar.

0 comentarios: