Yo no se como decirte que te busqué sorteando el tiempo y el dolor, no sé si acaso existe una razón para olvidar. Y cada día fue tan largo, y en la soledad no había nada que perder. Y cada día es un paso para entender que hay un respiro en el amor. Tuve más de lo deseado, ya descendí, del cielo a los infiernos pretendí la poesía, y me perdí en un todavía. Y ahora creo que no fue en vano, y ahora creo que todo es tan real. No me creerían si digo que te soñé..