¿Eres mío? ¿Eres mío? Porque me quedaría aquí todo el tiempo mirando tele, bebiendo vino. ¿Quién lo hubiera sabido? ¿Quién lo hubiera sabido? Cuando apareciste en mi teléfono, no me sentí mas sola. No te he dejado por días ahora, y estoy comenzando a asombrarme de cómo eres tan cariñoso en público, de hecho, tu amiga dijo que eso le ponía enferma. Y aunque está avanzando, hay sencillamente la cantidad justa de torpeza. Vamos sólo a quedarnos aquí, estaremos riendo de todos modos. Le contaste a tus amigos, todos ellos saben... que existimos pero lo estamos tomando con calma. Ahora vamos a ver sólo cómo vamos...