Raspé mis rodillas mientras rezaba y encontré un demonio en mi refugio más seguro.
Parece como si fuera difícil creer en algo, y también perderse sólamente en todos mis pensamientos egoístas.
Quiero saber cómo sería encontrar la perfección en mi orgullo, no ver nada en la luz. Pero apagarla en todo mi rencor... en todo mi rencor la apagaré.
Y la tragedia parece interminable. Estoy mirando a cada uno, miré arriba para romperme y en el doblamiento tomamos cortes cortos e ilusiones falsas solamente para recortar al héroe.
Bien puedo ver detrás de la cortina. Las ruedas crujen, girando... es del todo incorrecto el modo en que trabajamos por un objetivo que no existe, es no existente pero sólamente seguimos creyendo.