Qué lejos
quedó
el sueño
que construímos
como
una verdad.
Y ahora
sólo queda
el vacío
de saber
que no
hay después.