Aléjate de mí, escapa, vete, ya no debo verte.
Entiende que aunque pida que te vayas,
no quiero perderte.

¿Para qué seguir fingiendo?
Y ella, flasheadita, se despide con tanto amor... como puede.
21.1

Brown eyes.



¡Que tu corazón no se tiña de odio por la felicidad que no está!
"...pero entendé eso nomás, que yo también te quiero"
¿Por qué?
Anoche te soñé, hoy ya no sé qué hacer conmigo.
Tal vez no quise ver que en ti es donde encontré el sol.
Esta noche lo entendí, estoy perdida y yo ya no puedo resistir.
Es tarde... y sentí que el amor murió.
Yo sólo fui un error, y aunque muero por volver, me voy.
Ayer me equivoqué creyendo que la vida es un juego y puedo así jugar contigo,
y cuando siento que no existe más que hacer que huir de aquí me aferro a continuar por ti.
Esta noche lo entendí, me estoy partiendo en dos, ya no puedo resistir.
Yo sólo fui un error, y aunque muero por volver, me voy.
Anoche te soñé, hoy ya no sé qué hacer contigo.
Estoy a punto de emprender un viaje con rumbo hacia lo desconocido. No sé si algún día vuelva a verte, no es fácil aceptar haber perdido. Por más que supliqué: "No me abandones", dijiste: "No soy yo, es el destino". Entonces entendí que aunque te amaba, tenía que elegir otro camino. 
¿De qué me sirve la vida, si eres lo que yo pido? Los recuerdos no me alcanzan pero me mantienen viva. ¿De qué me sirve la vida, si no la vivo contigo? ¿De qué me sirve la esperanza, si es lo último que muere?... Y sin ti ya la he perdido. Voy detrás de tu ternura, pero no me queda duda que me dejas sin tus besos. Escucha bien, amor, lo que te digo, pues creo no habrá otra ocasión para decirte que no me arrepiento de haberte entregado el corazón.
Hoy me quiero perdonar y curarme con el tiempo. Escapar de aquí, renunciar a ti, aceptar que no fuiste para mí. Quisiera continuar, nunca haberte conocido, pero aquí estás. Tengo que aceptar que me cuesta cambiar lo que siento y dejarte de amar... Miro a contraluz y así me voy desvaneciendo, sólo nos quedó dolor flotando en el silencio.
Llévate los restos de abril. Llévate los besos que jamás te di. Los segundos de mi reloj, y este corazón roto en dos.
Llévate tu piel y el dolor, llévate tu nombre lejos de mi voz. Déjame el silencio,
que aquí cada historia me habla de ti.
Llévate mis sueños y el universo, que se vuelve tan pequeño, no tengo a dónde ir... me desbarata tu amor fugaz que a veces hiere, a veces mata.
Llevate el sur... y el sol. Estoy desorientada, que vivo congelada.
Llévate esta absurda verdad, dime dónde guardo tanta soledad. Llévate contigo tu voz, y jamás me digas adiós.
Llevate el sur... y el sol. Estoy desorientada,
que vivo congelada si no estás a mi lado, amor.

Mirando tu foto de cuando nos conocimos, me diste una sonrisa que nunca olvidaré. Y nada de lo que hice, pudo protegerme de ti esa noche. Siempre en mi mente... los días que planeamos, despiertos toda la noche. Sí, tú y yo éramos todo. Todo para mí.
Sólo quiero que sepas, que he luchado para dejarte ir. Lo he logrado algunos días, pero a veces hay noches que nunca terminan. Ojalá pudiera creer que algún día volverás a mí. Pero aún puedo decir que lo haría de nuevo. Sólo quiero que lo sepas.
Las puertas se cierran, intento seguir adelante. Y en el fondo quisiera que se tratara de mí. Mis sueños están vacíos desde el día en que tú te fuiste.
Sólo quiero que sepas que
desde el día que te perdí, también me perdí. No puedo arreglarlo, no hay nadie mas aquí.
In cre í ble.
Todo este tiempo vivido me sirve de ejemplo,
para no volver a caer.

Quiero gritarle a este mundo que te quiero, que te quiero y que sin ti me estoy muriendo....
"y OJALÁ te vuelva a encontrar..."