Mirando tu foto de cuando nos conocimos, me diste una sonrisa que nunca olvidaré. Y nada de lo que hice, pudo protegerme de ti esa noche. Siempre en mi mente... los días que planeamos, despiertos toda la noche. Sí, tú y yo éramos todo. Todo para mí.
Sólo quiero que sepas, que he luchado para dejarte ir. Lo he logrado algunos días, pero a veces hay noches que nunca terminan. Ojalá pudiera creer que algún día volverás a mí. Pero aún puedo decir que lo haría de nuevo. Sólo quiero que lo sepas.
Las puertas se cierran, intento seguir adelante. Y en el fondo quisiera que se tratara de mí. Mis sueños están vacíos desde el día en que tú te fuiste.
Sólo quiero que sepas que
desde el día que te perdí, también me perdí. No puedo arreglarlo, no hay nadie mas aquí.