Es importante, al menos, decirte que esto de tu ausencia duele, y no sabes cuánto. Ven, aparece, tan sólo comunícate, que cada hora es un golpe de desolación. Es demasiado aburrido no estar a tu lado. Ven, que mi alma no quiere dejarte ir, que los minutos me asechan, aquí todo es gris, que alrededor todo es miedo y desesperanza. Que no es nada fácil cuando te derrotan, que no sé qué hacer, que aquí no queda nada de nada. No me enseñaste cómo estar sin ti, y qué le digo yo a este corazón, si tú te has ido y todo lo perdí, ¿Por dónde empiezo si todo acabó? No me enseñaste cómo estar sin ti, ¿Cómo olvidarte si nunca aprendí? Llama y devuélveme todo lo que un día fui, esta locura de verte se vuelve obsesión. Cuando me invaden estos días tristes, siempre recuerdo, mi vida, yo cómo te quiero. Ven, que mi cuerpo la pasa extrañándote, que mis sentidos se encuentran fuera de control. Es demasiado aburrido no estar a tu lado.