Cuando te das cuenta de que un recuerdo aún sigue latiendo, rememorás aquel adiós como en cámara lenta. Como la memoria que nos nubla el futuro, que es imposible arreglar, si mirando hacia atrás...