Tanto tanto cuesta seguir, 
y es tan difícil respirar. 
Tuve tu amor y lo perdí, 
y no me he vuelto a enamorar. 
Pero sé que aún vives en mí, 
y que tal vez no volverás... 
Si no hay razón para esperar, 
es mejor irse de aquí.
Por lo que fue tu amor, 
yo te recuerdo en cada puesta de sol
 que ya no tengo y que nunca, no,
contigo no será...